• DECANTACIÓN.
    • Nuestros aceites se cuidan al máximo y por ello no se someten al filtrado mecánico para que no pierdan cualidades organolepticas (cata sensorial). Por ello en los primeros meses tras su obtención presentan un aspecto velado o poco trasparentes debido a las microscópicas partículas naturales que aun quedan en suspensión. Estas partículas que formaban parte de pulpa de la oliva con el tiempo va depositándose en el fondo. Si el aceite se solicita semanas después de la campaña pueden ofrecer un mínimo de decantación. Esto es signo de calidad y mimo por un producto natural y con todas sus cualidades.
  • ACEITE HELADO O BLANQUECINO
    • Si, los aceites de calidad tienen mucha mas facilidad para pasar de estado liquido a solido. El motivo tiene una explicación científica que incluimos a continuación:

El ácido oleico es un ácido graso monoinsaturado, es un ácido de 18 átomos de carbono y un doble enlace en la posición 9. Por ello el ácido oleico pertenece al grupo omega 9.
El triglicérido más abundante en el aceite de oliva es la trioleína, y esta dada su composición, son líquidos a temperatura ambiente pero solidifican si es menor de 14ºC y son los que vemos en estado sólido.

Si las botellas de aceite de oliva se almacenan en lugares fríos, podemos ver grumos o que solidifiquen. Para hacer que el aceite vuelva al estado líquido simplemente se ha de colocar en un lugar cuya temperatura sea entorno a 20ºC.

En ningún caso esto supone una perdida de calidad o de deterioro del aceite, simplemente forma parte de su propia naturaleza ante determinada temperatura ambiente.